artritis reumatoide y gota

La artritis reumatoide (AR) y la gota son dos tipos de inflamación articular. Ambas causan dolor, en algunos casos limitación de la movilidad y deformidades. 

Las artritis reumatoide y la gota con enfermedades que se pueden confundir fácilmente entre sí. Estás dos enfermedades afectan las articulaciones y en con frecuencia se presentan deformidades. 

Se estima que aproximadamente el 2% de los paciente con artritis reumatoide desarrollan gota de conforma concomitante.

Las causas y tratamiento son muy diferentes, por lo cual es necesario realizar estudios por parte del médico, para diagnosticarlas.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad auto-inmune, es decir, que el cuerpo reacciona contra si mismo, dañando las articulaciones.  El sistema inmunológico ataca de forma errónea las células sanas presentes en la articulación como el tejido sinovial y los revestimientos articulares.  

Esta reacción del sistema inmunológico causa inflamación articular y posterior dolor. Las articulaciones más afectadas suelen ser las manos, rodillas y tobillos en ambos lados.

Los episodios inflamatorios de forma repetida pueden causar daños estructurales que vas deformando las articulaciones. 

La gota

Está enfermedad se produce por una acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones. La gota también es llamada Hiperuricemia por tener una elevación del ácido úrico en la sangre.  

El ácido úrico esta presente en los alimentos, principalmente en las carnes o productos de origen animal como la leche o el huevo.  Algunos medicamentos también suelen causar una elevación del ácido úrico en la sangre.

Los cristales de ácido úrico se acumulan en las articulaciones, principalmente en manos, codos, rodillas, tobillos y la articulación del dedo gordo.

La acumulación de los cristales, dañan los tejidos sinoviales causando inflamación y dolor. Esta inflamación puede ser en ambos lados o en un solo lado.

En los estadios moderado a severo de la enfermedad se evidencian deformidades y aparición de masas llamadas Tofos Gotosos. 

¿En qué personas se presentan estas enfermedades?

Algunos estudios revelan que la artritis reumatoide es más frecuente en las mujeres,  casi tres veces más que a los hombres. Es decir, por cada 4 pacientes diagnosticados con artritis reumatoide 3 son mujeres. 

Por el contrario, la gota es una afectación clínica de mayor prevalencia en los hombres.  La relación es asimilar donde de 4 pacientes diagnosticados con gota o hiperuricemia 3 son hombres. 

Síntomas y signos

Los paciente con artritis reumatoide y gota presentan periodos en los cuales el dolor articular se torna intenso, y se inflaman las articulaciones. Los pacientes también pueden experimentar periodos de menor dolor o alivio transitorio. Estos estados se llaman crisis y remisiones.

En las fases iniciales de la AR las personas experimentan síntomas como:

  • Fatiga
  • Fiebre
  • Dolo y rigidez articular
  • Sensación de debilidad
  • Perdida de peso
  • Malestar general y sensación de cansancio

Los estadios avanzados o tardíos de la enfermedad se acompañan de los siguientes síntomas y signos:

  • Dolor articular persistente o en episodios de alta intensidad
  • Deformidad articular principalmente en manos
  • Rigidez articular generalizada que se presenta con frecuencia en la mañana o con la actividad física
  • Perdida de la densidad osea (Osteopenia – Osteoporosis)
  • Enfermedad cardíaca temprana
  • Inflamación y cicatrización en ojos

Síntomas en la gota

De forma similar que los paciente con artritis reumatoide, los pacientes con gota suelen presentar episodios de crisis.  Estos ataques suelen ser periódicos con periodos de remisión.  

Estas crisis están relacionadas estrechamente con niveles de ácido úrico en sangre elevado (hiperuricemia). Generalmente, la hiperuricemia está antecedida por malos hábitos del paciente, como ingesta excesiva de carnes rojas o alcohol. 

Los síntomas de la crisis gotosa incluye:

  • Rango de movilidad reducido
  • Dolor articular intenso
  • Calor y enrojecimiento en la articulación
  • Inflamación 
  • Sensibilidad al tacto

La artritis gotosa a diferencia de la artritis reumatoide no suele causar otras complicaciones sistemáticas. 

Factores de riesgo

Aunque la artritis reumatoide se considera una enfermedad del sistema inmunológico. Se ha encontrado que existe una relación con los hábitos y características de las personas. 

  • Edad: la AR suele ser más frecuente en los adultos mayores por arriba de los 60 años.  
  • Sexo: la AR es más prevalente en las mujeres que en los hombres
  • Genética: las personas con antecedentes personales de la enfermedad son más propensas a desarrollarlas. 
  • Masa corporal: se ha encontrado que las personas con sobrepeso y obesidad tienden a desarrollar artritis.
  • Fumar: los hijos de madres fumadoras durante la gestación o la exposición al humo de cigarrillo, suelen tener mayor probabilidad de sufrir de AR.

Hiperuricemia

  • Edad y sexo: antes de los 60 años los casos de gotas son mas frecuentes en los hombres. Sin embargo, después de los 60 años la probabilidad entre hombres y mujeres es igual.  
  • Genética: los antecedentes familiares de la enfermedad aumentan el riesgo de padecerla.  
  • Condiciones de salud: la enfermedad suele presentarse con mayor frecuencia en personas con antecedentes metabólicos de base, como el colesterol elevado, hipertensión arterial o diabetes. 
  • Medicamentos: tomar medicamentos, como diuréticos, o medicamentos para tratar la AR y la Psoriasis pueden aumentar el riesgo de presentar gota.
  • Dieta: una alimentación elevada en proteínas (carnes rojas, mariscos), alcohol y gaseosas, suele asociarse a la enfermedad. 
  • Masa corporal:  las personas con sobrepeso y obesidad tienen mayor riesgo de desarrollar gota.

Diagnotico

El diagnostico de artritis reumatoide y gota suelen ser generalmente clínico. Sin embargo, el médico puede apoyarse en los exámenes de laboratorio para confirmar el diagnostico.

En la consulta medica se realizarán preguntas sobre los síntomas y los signos de la enfermedad, el tiempo de evolución y se realizará un examen físico. A partir de aquí el médico puede determinar que examen son útiles para el diagnostico.

Los principales exámenes que se solicitan en este tipo de enfermedades tanto para la artritis reumatoide como para gota son:

  • Proteina C-Reactiva (PCR)
  • Velocidad de Sedimentación Globular (VSG)
  • Ácido úrico en sangre
  • Factor reumatoide

Otras pruebas diagnosticas son:

  • Radiografía de articulaciones afectadas
  • Anticuerpos antinuclerares (ANAs)
  • Anticuerpos antinucleares extractables (ENAs)
  • Resonancia nuclear magnetica

Tratamiento

La parte fundamental antes de iniciar tratamientos es la diferenciación de la enfermedad. Es decir, identificar correctamente la artritis reumatoide de la gota.

Los tratamientos para la gota incluyen:

  • Ajustes en los hábitos alimenticios y estilo de vida. Eliminar o reducir el consumo de carnes rojas y alcohol.
  • Los AINES los analgésicos no esteroideos se usan para manejo del dolor y reducir la inflación articular. Entre los más comunes: ibuprofeno, naproxeno y diclofenaco.
  • Medicamentos como el Alopurinol para reducir los niveles de ácido úrico impidiendo su producción. Otros como el probenecid estimulan la eliminación reduciendo los niveles en sangre.
  • También se suele usar colchicina en los episodios de crisis gotosa y de forma crónica, disminuyendo el dolor y el desgaste articular.  

En el caso de la artritis reumatoide además de los tratamientos mencionados anteriormente. También se suelen emplear otros medicamentos especificos como:

  • FAME (Fármacos modificadores de la enfermedad)
  • Modificadores de la respuesta biológica
  • Antiinflamatorios esteroideos

En muchos casos las personas pueden experimentar crisis aún con los medicamentos. Lo cual hace necesario probar con varios medicamentos hasta encontrar un adecuado tratamiento. 

¿Tienes alguna duda sobre tu salud?

Pregúntale a un médico GRATIS!

Artritis reumatoide y gota: causas, diagnostico y tratamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.